igual oportunidad

mismo esfuerzo

iguales oportunidades

igualdad de oportunidades

No estoy de acuerdo en que hombres y mujeres seamos iguales. Seres humanos ambos, sí por supuesto, pero con matices y diferencias incluso muy acentuadas. Como seres humanos, hombres y mujeres tienen casi los mismos órganos con sus lógicas diferencias.

Cuando hablamos de igualdad yo me quedo sin saber muy bien cómo responder a eso, pues muchas organizaciones, instituciones, grupos etc. proyectan la igualdad desde todos los campos y no, vale que tenemos dos piernas igual, dos ojos, dos… un cuello, una espalda… pero no nos parecemos en nada o quizá en pocas cosas. Sentimos de forma diferente, pensamos también de otra manera.

Emocionalmente somos más sensibles, afortunadamente, quizá más románticas, percibimos las emociones más intensamente, nos conmovemos con mayor facilidad… No son debilidades yo las veo, incluso como fortalezas. Siempre hay excepciones, en ambos géneros, pero pienso que no me equivoco cuando digo que las mujeres, emocionalmente somos más intensas por lo general.

Hemos venido a este mundo para ser colaboradores, hombres y mujeres deberían ser socios en compartir ideas, labores, proyectos… Estoy en contra, siendo un buen padre, de la custodia exclusiva para la madre. Estoy en contra de que si una mujer dice, aun sin tener pruebas, que su marido la agravia psicológicamente o de otras maneras, la crea casi todo el mundo. Ahora bien, la igualdad laboral la reivindico total y absolutamente.

Me he dejado llevar y en realidad esta entrada va de igualdad en las oportunidades. Debemos seguir luchando por conseguir los mismos derechos laborales, las mismas oportunidades que los hombres. En eso, si nos tratan diferente a las mujeres, mismas horas laborales no suponen el mismo ingreso y para un puesto posiblemente tendrá preferencia un hombre.

Esto no es trabajo de unos meses, de hecho llevamos años y los que nos quedan no tienen pinta de ser más fáciles o ser un par de años sólo. No perdamos la esperanza.

Una imagen, dicen, vale más que cien o son mil? palabras.. Bien, mirad la imagen y concienciaros señores y también señoras empresarios y empresarias: Las mujeres merecemos el mismo salario por hacer el mismo trabajo que hace cualquier hombre!! Ojala no haya que esperar demasiado para que sea una realidad.

Educa Imagen